ME PONEN COMO LOCA LOS USUREROS DE LA COSTA ARGENTINA


Turismo, te la entiendo.
Hay inflación, te la entiendo.
Tenes que amortizar los gastos de todo el año, te la entiendo.
Se te quedó la guita en el corralito, te la entiendo.
Te quedó la hipoteca en dólares, te la entiendo.

¿Pero qué pinche culpa tengo yo, laburante promedio argentino que lo único que quiero es tomarme mis miserables 15 días de vacaciones al año?

350 días de trabajo mercenario bajo las arcas del capitalismo, y la guadaña me vuelve a apretar el cuello en las precarias dos semanas en que puedo levantarme y acostarme a la hora que quiero, andar en tanga, sin planchita, sin maquillaje, engordar 3 o 4 kilos más sin que la ropa me apriete, en patas, sin horarios, sin reloj, sin celular.

Si, la vida es cruel.

Pero mi ira se dirigía a los usureros, oportunistas, caras duras, sinvergüenzas, mala gente, aves de rapiña, descarados, atrevidos, desfachatados, bribones, inmorales, parásitos, impúdicos, insolentes, impertinentes: ‘alquiladores’.

¿Cómo puede darles la jeta para pedir la bizarrada de $6.000 (U$2.000) por una pocilga de ambiente y medio y en Valeria del Mar (que tiene un Freddo con 5 gustos)?

Señores, no puede salir mas barato ir a Brasil que queda a por lo menos 1.600 km, que ir a la mersa Costa argentina. Eso es usura y descaro antes que cualquier otra cosa.

En cima (perdonenmé los nacionalistas) no hay ni punto de comparación entre la peor playa brasileña y la mejor argentina. En Brasil el agua es transparente, la arena es más fina y más clara; el clima es tropical, con lo cual llueve poquito y de a ratitos; hay morros, verde intenso, cocos, negros hermosos, pescado y arroz para ingerir casi como agua, la gente tiene un acento pegadizo y vive del buen humor. Total: con un equipaje de short, traje de baño, musculosa y ojotas estás hecho para todo el entuerto.

Y cualquiera que conozca la Costa argentina sabe que: el agua es marrón y no te podes ver los pies ni a medio metro de haber entrado en el agua, ni ver pecesitos; la arena también es marrón y tiene conchillas, que se te pegan con el viento, porque siempre hay viento y siempre tenés que salir abrigado a la noche. Y si llueve, estas cagado, porque te llueve semana semana y media. Con el agravante de que se te llena de estas taradas que pesan 45 kilos, miden 1,70m y te envenenan la existencia con sus shorcitos sin celulitis.

Ni hablar de las carpas de playa que deben andar en los $2000 mangos la quincena. Cómo puede alguien alquilar una CARPA, CARPA, CARPA por 2000 pesos sólo para estar a la sombra al medio día o dejar los juguetes del nene. ¡Por 2000 pesos quiero dormir, comer, cagar, coger y servicio de desayuno en la carpa TODA LA QUINCENA!

Me iba a extender con los animales que te cobran sólo en efectivo y te sacuden con una ensalada a $35 o un agua a $10, pero tengo miedo de que mi corazón no resista. Lo dejamos para la próxima.

Buen fin de semana para todos…
Y no colabore con la demanda para esos infelices.



8 comentarios:

aby dijo...

creo que en mi vida leí algo con tanta razón... y este año agarrate... que te van a querer cobrar 1000 dólares el día como viene la mano... este año, Brasil allá vamos!!!!! jajaja... o por ahí me voy pa' Bariloche y tomo sol con frío y al demonio!

besitos gordas!
aby.

No tiene que ver con amor dijo...

Siempre hay alternativas, puedes montar tu playa en el jardín de tu casa por ejemplo.

¿Odio a las Gordas? dijo...

Estas gordas están renegonas, no jodan chicas a cambiar ese humor.

saludos y un besito para la que está sobre estas líneas.

Alberto F

Raulín Raulón... dijo...

¿Hay alguna playa "Las gordas"?

Bueno, por algo se van hacia Punta del Este, y hay lugares con nombres tan feos como Bahía Blanca...

Raulín Raulón... dijo...

Mmmmmm, bien ahí con la gorda de la foto...PERO QUE NO SE TAPE AL ABDÓMEN!!!!!

La Gorda dijo...

Gorda Boba

Christian dijo...

Que onda, loco... Seis lucas, dejate de joder. Menos mal que yo me voy de vacaciones a Punta Terracita. =P Besos.

ACACIA dijo...

¡Superb, Gorda!!!
¡Tanta coherencia, verdad y sentido común me abruma! ¡Superb!


Acacia