PESTAÑAS EN HUELGA


Entre todos los problemas pelotudos que podía tener, se me empezaron a caer las pestañas. Hay gente a la que se le caen las lolas o las bolas, a mi se me caen las pestañas.


Esta situación me introdujo en una situación de confusión y consulta. ¿Para qué recorcholis sirven las pestañas? ¿Tiene sentido que me preocupe? ¿Puedo evitarlo dentro de mi persistente personalidad compulsiva y paranoica? La primer respuesta que encontré fue precisamente a la última de todas ellas: un tajante
“no”.

Entonces comencé mi investigación y descubrí que parece que habría distintos tipos de pestañas: “las espesas y arqueadas, las normales, y las escasas y débiles, que requieren un cuidado especial. Para dar brillo y fortalecer a esta últimas se recomienda aplicarles aceite de oliva por las noches, antes de irse a dormir”. Definitivamente estaba en este último recuento, pero me niego rotundamente a embadurnarme en aceite para ensaladas antes de ir a dormir.


Luego la cosa fue yendo por caminos menos superficiales, porque desde ya que antes que cumplir con una función decorativa, la razón de ser de las pestañas es impedir que objetos extraños y bacterias se introduzcan en los ojos. Los pronósticos googleados (por qué pa´qué ir al medico ¿no?) fueron poco alentadores. Leía cosas como “infección en los ojos, estrés o anemia”; remedios caseros como “moler un hueso de mamey” y pensé “qué garcha será el hueso de mamey”.


Encima había escuchado un mito de que las pestañas no vuelven a crecer. Pero afortunadamente confirmé que las pestañas tienen un ciclo de vida de tres meses y que vuelven a crecer. Seguí buscando y leí cosas como:“puede que exista algún microorganismo que viva ahí, que es como un castor que destruye un bosque, en este caso, tus pestañas”. Si señores, leyeron bien, alguien dijo “castor” y yo dije ¡A la perinola, esto se pone jodido!


Después me conmoví con la historia de una niña de 9 años que en una fiestita fue encerrada en un balcón, ya que percibieron que ella tenia miedo (esa seria la gran diversión de ellas); y el caso es que paso tanto miedo que le dio una crisis de ansiedad y a raíz de eso se le empezaron a caer las pestañas de un solo ojo. ¿Había necesidad de que fuera de un solo ojo? La llevaron al dermatólogo, le pusieron un tratamiento de biotina, dos ampollas a la semana. No pasó nada y fueron a otro dermatólogo que les dijo que el tratamiento era correcto pero insuficiente, y empezó a tomar dos pastillas todos los días, y también le mandaron a hacer un análisis de hormonas, pero nada, sólo tenía medio párpado con ellas. El drama es que encima la pobrecita hacía la comunión y se le notaba mucho porque era morena de ojos muy grandes y pestañas largas arqueadas y espesas y a ese paso no le quedaría ninguna. Que mierda, ese si era un problema. Pero como todo tiene su lado positivo, pensemos que estando tan fea, no le iba a ir nada mal en la colecta de la comunión.


Para no hacerla más complicada, para mí que la papa estaba en “cambio significativo, en tu vida, estudios o trabajo” y seguramente en vez de cómo dice el viejo dicho “me quemé las pestañas estudiando”… yo “me quedé sin pestañas estudiando”. Y pensaba: con la cantidad y variedad de cabello que se me podía caer espontáneamente del cuerpo (llámese pierna entera, cavado, bozo, axilas) ¿había necesidad de que se me caigan las pestañas? Y parece que sí. Qué se le va a hacer, a caída de pestañas buena cara…que los exámenes ya se acaban…

7 comentarios:

CaZp dijo...

El dicho no habra nacido por generacion espontanea, cuando termines los examenes te crecen doble fila de pestanias. Seguro!
Buenos examenes! =D

Christian dijo...

Bueno, yo para evitar eso me arqueo las pestañas a escondidas. Lo dije.

¿Odio a las Gordas? dijo...

Las pestañas se pueden volver a pegar, las bolas difícil. Cuando se caen, ¡se caen!

La Chata dijo...

jaaaaaaa. a mi se me caen las pestañas tb!. Erda! no puede ser es horrible porque encima pica, a ti te pica? facil tengo un castor. k gran cagada

LA cHATA

La Gorda dijo...

Que si pica? Hay veces que me pica tanto que siento que estan friendo chorizos en mis párpados...
Y ahí no más...me rasco y chacate...termino con el ramillete de pestañas en la mano.

Emiliano dijo...

Lamento decirte que en el ciclo de la vida biológica del ser humano, todo se cae. Hoy son las pestañas, mañana es la baja del ritmo cardíaco y después La Parca de Bergman toca tu puerta y te deja tres metros bajo tierra.
Personalmente detesto cualquier tipo de injerto artificial en el rostro de las mujeres, sean pestañas, maquillaje y las otras cosas que desconozco el nombre.
Cuando me operé la miopía, que dicho sea de paso pedí vista de Rayos X y me la negaron porque la premedica no la cubre, perdí algunas pestañas y no volvieron a crecerme.
Cuando era niño pensaba que si nos cortaban un brazo, nos crecía como la cola a las lagartijas, con las pestañas creía lo mismo. Hace cinco meses me di cuenta que no es así.
Estuvo muy bueno lo del sábado, algún día volveremos a repetirlo.
Sdos.

Emi.-

ACACIA dijo...

Ay! Gorda! Todo sea por un poco de cultura! jajajaja.
Espero que por lo menos te haya ido bien con los exámenes.

Ah! Otra cosa. Mmm No sé porqué me parece que, en todo caso, es mejor que se te caigan las pestañas a que se te caigan las tetas o las bolas, jajajaja!!!
Y me pregunto, por lo que dice el chico de arriba (Emi) ¿habrá perdido el brazo el pobre? Oops, espero que no.

Besoooo,
Acacia