Hoy alguien me hizo recordar lo mucho que odio a las personas que caminan lento por la vereda. A los eternos paseadores. A la gente que nunca está apurada o ansiosa por llegar a algún lado o salir de él, a los que nunca se quedan dormidos o tienen que cumplir horarios, y que nos complican la existencia a los pobres mortales que estamos de paso por todos lados.
Dentro de este género, hay un tipo que es el peor: el que va en grupo abarcando to-da la vereda. Los lentones que van en grupo mirando vidrieras o recordando viejos tiempos me dan ganas de echarme a llorar de impotencia cual suicida en el medio de la calle o de tirarlos al piso en un tacle mortal(dependiendo de la etapa del periodo menstrual en la que me encuentre).

5 comentarios:

Rochi dijo...

pido perdon en nombre de esa gente. yo soy una. lo peor lo peor de todo... no lo hago con maldad, no me doy cuenta! camino como turista... y vivo en el mismo barrio q naci... pero no se! camino como si lo viera todo x primera vez (alguien supo decirmelo) asiq sorry!!!!!!!!!!!

Starla dijo...

JAJAJAJAJA
sos mi ídola, mujer.

Zoe Miho dijo...

No sabes las veces que me siento igual que tú y además me pregunto porque no habrá horarios diferentes para los que vamos con prisas y los domingueros, como les llamo yo!
Me has hecho sonreir, gracias :)

Ah! Y gracias por comentar en mi blog!
Bss
Zoe

Alba dijo...

Eso me saca tanto, pero tanto que no solo imagino golpearlos en mi cabeza sino que hago el gesto detrás de la persona!!!!!!

A la mejor cachetazo de revés!

Tendría que haber carriles en las veredas, no?

La Gorda dijo...

Voto totalmente a favor para los carriles de traspaso para vereda!